viernes, 5 de abril de 2013

#24


El arte ajeno se interpreta con herramientas teóricas que las instituciones y distintas estructuras nos proporcionan, y con prácticas, experiencias cotidianas. El arte ajeno gusta cuando se puede identificar al menos un tipo de nexo con la realidad particular de cada persona, con su contexto. Dependiendo del grado a adhesión a esta última o a las metas que cada uno se propone a corto o largo plazo, se consolidan y fijan en la memoria no como un "me gusta", sino como "mis gustos".

10 comentarios:

  1. Quizás sea así, pero no debería..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no debería? Me gustaría saber qué pensás.

      Eliminar
  2. Este es un planteo interesante. Pero qué pasa con aquellas obras de herencia surrealista o absurda, por ejemplo, para ser más concretos, con aquellas pinturas no figurativas que de ninguna manera puedo identificar con ninguna parte de mi realidad o mi contexto? Y que, sin embargo, me pueden gustar (no es realmente mi caso, pero no importa)? Entonces tengo que falsear esa obra mediante la interpretación para vincularla con algo en mi vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante tu plante, Víctor. André Breton fue el precursor del surrealismo. No soy docta en historia del arte plástico precisamente, pero él definió al surrealismo como "el funcionamiento real del pensamiento plasmado". Es curioso cómo algo que parece descabellado puede estar tan conectado con la mente humana.

      Muchos científicos aseveran que todos los seres humanos tenemos tres registros o memorias: uno que es maleable al cambio de la vida cotidiana; uno semi permanente que data del pasado, de lo que hablaba anteriormente, lo que "gusta y no gusta"; y uno casi primitivo, que apela a la supervivencia.

      El semi permanente está muy asociado a las necesidades secundarias, aquellas que creamos durante nuestra historia como seres relacionados con otros. No me extrañaría que algo que no salió de nuestra mente se convierta en un gusto personal. Si existe algún tipo de nexo con esa historia de la humanidad, al menos en algún momento de nuestra vida puede gustarnos, aunque sea un mínimo detalle.

      No sé, es lo único que se me ocurre, pero como siempre espero que lo refutes y me enseñes :)

      Eliminar
    2. Jaja, no creo que pueda enseñarte nada, pero me halaga que pienses eso. Yo estudio letras y a este tema del gusto, que es sociológico, lo vemos más bien por arriba en alguna materia (creo que apenas en algunos artículos de Bourdieu o un libro como Las reglas del Arte).
      En mi blog (perdón por el autobombo: http://nonecesitatitulo.blogspot.com.ar/2012/08/algo-mas-oscuro-que-la-noche-1.html) hablo, torpe y brevemente, sobre este tema, refiriéndome a un artículo de Susan Sontag (una crítica literaria estadounidense de la segunda mitad del siglo xx) y un libro de Thomas Glavinic. Te recomiendo el artículo de Sontag, que es muy cortito, y fue el que inspiró mi reacción ante tu post: http://campus.ort.edu.ar/descargar/repositorioarchivo/108129/
      Me corrijo: lo que en realidad inspiró mi reacción fue una clase de la semana pasada. Pero no pude conseguir la bibliografía que usó el profesor todavía (más críticos literarios...), así que no puedo argumentar sino desde la memoria y prefiero no hacerlo.
      Después continuo mi contestación, como siempre, me demoro más de lo esperado al escribir, jaja.

      Eliminar
    3. Siempre es muy enriquecedor leer trabajos de Sontag, es una de mis favoritas. Nunca había leído ese artículo, es harto interesante lo que propone. Me atrevo a preguntarte qué estudias y dónde.

      Eliminar
    4. Me re colgué, disculpá, ando bastante ocupado con la facultad. Había pensado en una respuesta para tu primer comentario, pero me la olvidé. No conocía esa teoría de los tres registros de la memoria en el hombre. Es bastante interesante.
      Yo estudio Letras, así se llama la carrera. Es Letras sola, no Filosofía y Letras (de filosofía no sé una pepa jaja). Es una de las carreras más viejas, pero eso no impide que mucha gente te mire con incomprensión cuando les decís que estudiás eso. Se cursa en la Facultad de Humanidades y Artes, la que está en el centro, por la calle Entre Ríos, ¿conocés? ¿Y vos? Creo que en algún post de tu blog mencionás qué estudiás, pero ahora no me viene a la memoria. ¿cómo te está yendo?

      Eliminar
    5. Acepto tus disculpas (si prestas atención, anoche te contesté, no estoy en posición de quejarme), es más, comprendo tu situación. Sí sé dónde está, y de lo que se trata la carrera. Bueno, mi info está desactualizada pero dejé de estudiar Relaciones Internacionales luego de dos años. Ahora estudio el profesorado y traductorado de inglés.

      Te puedo dejar un link. Un video de Estanislao Bachrach, entrevista que le hizo Rolando Graña. No me va mucho este periodista, pero me interesó mucho lo que propuso en su libro "Agil Mente".

      https://www.youtube.com/watch?v=bpWM2zQX9_E
      https://www.youtube.com/watch?v=KH7Pa3DpDPk

      Eliminar
    6. Escuché la primera parte, otro día sigo con la segunda. Me resulta interesante lo que plantea, más que nada porque es alguien con formación científica y no un chanta. El hecho de que mediante un esfuerzo voluntario de control de tus pensamientos y adición de nuevos hábitos saludables a tu vida puedas mantenerte joven, establecer nuevas conexiones neuronales en un cerebro arruinado por tanto alcohol, drogas y televisión jaja, me resulta fascinante. El libro "Agil mente" es de Graña?

      Estudiás en el Olga Cossetini? Qué tal te va?

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar