sábado, 26 de noviembre de 2011

#14

18/noviembre/2010 - 14:47 (continuación de un relato extenso para arribar a las explicaciones que se merecen algunos).


Estoy estudiando la independencia venezolana. Tengo la radio prendida. Me digo a mí misma: vamos a cambiar Jeff Buckley, no es para esta cátedra... me siento nuevamente, luego de limpiar el baño (quehacer aborrecible si lo hay) y se escucha una canción de Lady Gaga a pesar que los oyentes había pedido a RATM, Gorillaz, Limp Bizkit y Crazy Town. Habiendo pedido semejantes bandas se elige a Lady Gaga.
Ahora yo me pregunto: ¿por qué esta mujer que nos da a entender que no sabe cantar con tanto sintetizador, que a duras penas puede bailar, con intentos descomunales es tan "existosa"?
Bueno, creo que Lady Gaga representa el intento desesperado de las discográficas  por vender un álbum. ¡Qué triste tener que buscar semejante espécimen para lograr su cometido! A ver Carlita, pone objetividad... eh, no puedo, me saca el saber que ni siquiera escribe una letra, es una inútil la pobre.
Me hace acordar un poco a Fort, un tipo que pierde plata al pagar para publicitar su inolvidable rostro y a pesar de su inutilidad para las cámaras.
Lamento si hiero a la gente que simpatiza por ella, aspirante a diva pop y demás títulos inventados.
Moraleja: estudiemos, leamos, formémonos como seres humanos. Digamos simplemente que NO a los boludos de turno, porque no son eternos mas los pensamientos que plasmemos sí. Los mejores son los que perduran y son recordados con aprecio (y hasta un poco de nostalgia). Cerremos bocas que nos tiran moscas a  nosotros, los receptores de los futuros gusanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario